Nuestro Mito "El Trauco"

 

Hace muchos años atrás un ser misterioso vivía en los bosques del sur de Chile. Pasaba felizmente sus días entre ríos vírgenes y majestuosos. Del bosque aprendió la nobleza de la madera. De sus hábiles manos nacieron innumerables artefactos de incomparable belleza. Sus ojos se llenaban de felicidad cuando daba término a cada una de sus obras. En ello encontraba una profunda conexión con la naturaleza y gran paz interior. Pasaron los años y con la llegada de la civilización fue descubierto por personas que vieron en él un ser maligno, extraño y abusador. Prontamente nació el mito que él era el progenitor de varias criaturas sin padre. Se le juzgó por su vida solitaria en el medio del bosque, donde la tranquilidad y lo espiritual eran su único cobijo. Nunca más se dejó ver, simplemente eligió desaparecer para dejar la verdad de su vida guardada en él. En su honor llevamos su nombre a tu hogar y a muchos lugares de nuestro país. Conectamos la belleza del pasado, que es el bosque y la madera, con el presente…